Fin de Finlandia en occidente

February 10, 2018

 

El mito de la educación Finlandesa en occidente.

Parece que comunidades sectoriales del mundo solo miran para Finlandia y su sistema educativo, si hoy en una reunión de padres a las que asisten un promedio de 45% se les acaba con la frase “por qué pasa en Finlandia” La buena venta de la imagen de la educación Finlandesa para ser el clishé perfecto. ¿Pero es el mundo que tiene que aprender de Finlandia o Finlandia que tiene que aprender del mundo?

Comienzo con datos no menores para la comprensión de la estructura educativa del país nórdico. Finlandia, cuenta con 5,5 millones de habitantes una estructura que ubica al país en los extractos medianos de densidad poblacional. Una economía industrializada e hiper-tecnificada, buenos niveles de desarrollo social y marketineramente bien posicionados en cuanto a imagen de países para vivir “bien”.  Las instituciones que conforman el sistema educativo, no son más que el espejo de un sistema jurídico, político y gubernamental donde su valor humano  fundamental es la transparencia. Que da por resultado una coordinada y estructurada enseñanza.

Las estrategias de reforma propuestas por el país nórdico que han fracasado de manera estrepitosa durante más de dos décadas en muchos países de habla inglesa, donde la construcción antropológica es distinta. El sistema propuesto otorga a los docentes una remuneración determinada por sus rendimientos en función de su desempeño escolar con el fin de “mejorar la calidad de los educadores”. Y tiene una base fundamental en metodologías metodología competitivas entre docentes que luego se ven forzadas a implementar en alumnos, de esta manera se fomenta  el trabajo individualista y generando conflictos, que forman bases sólidas para problemáticas actuales (al menos en LATINOAMERICA) consecuentes al bulling o el maltrato escolar. El individualismo promovido por el sistema Finlandés esta directamente sujeto a las fuerzas del mercado (en una máxima expresión de mercados de capital, que lejos de importarle la felicidad de los humanos les interesa la manufactura y el enriquecimiento monetario) En pocas palabras, buenos alumnos para que encastren bien en mercados. Así como en un principio la estructura escolar se armaba para que los engranajes humanos entren en la milicia: La toma de distancia, la igualdad frente al mando, el castigo ante el pensamiento depositado todo en la figura de un ser “que todo lo sabía”. Comenzar por entender humanos/personas antes que alumnos nos ayudaría a mejorar los estándares que hoy se plantean como insuperables.

La reforma implementada favorece el trabajo en equipos, adquiriendo responsabilidad social y comunitaria pero nunca deja de lado la individualidad como eje, Mantiene obligado a los docentes a la realización de estudios de posgrado, cualificándolos para alcanzar buena calidad de educación, y todos por fuera del horario escolar, y ahora… ¡no tiene derecho a vivir más y trabajar menos ese docente para también ser persona?  Han sabido vincular el sistema educativo con el desarrollo económico del país para lograr una interconexión permanente entre el mundo del trabajo y la función social de la escuela ¿Pero qué pasa con la duda? ¿Qué pasa si ponemos un eje temático basado en la filosofía en vez de la ciencia? ¿ Y si en vez de ciencias de la educación pensamos en Pensamiento de la educación, donde la pregunta sea el motor y la respuesta solo la anécdota?.

Se lograron grandes avances para que que los estudiantes accedan a nuevos conocimientos y aprendizajes independientemente de su situación socioeconómica, y cómo poder insertarlos a partir de esas capacidades y aptitudes en la búsqueda de un empleo calificado o en el acceso a la educación superior. Se buscó diseñar una estructura curricular que atienda a la diversidad de miradas que favorecieran la inclusión escolar. La multiplicidad de actores involucrados propició un clima interesante de trabajo en la búsqueda de la transformación ya que además de realizar investigaciones pertinentes, se trabajó con colaboradores académicos, especialistas en políticas educativas, directores, docentes y estudiantes, para conformar nuevos planes de estudio que incluyeran las múltiples perspectivas acerca de los contenidos que se querían enseñar y cuáles se pretendían aprender. Pero todo el eje deposita sobre la calidad educativa y no humana. Y como bien vemos en una escuela Argentina, siempre es distinto quién es premiado con honores a la bandera que al que es el “mejor compañero”. Descartando claro que aquí los aspecto satélites de la educación no están en condiciones de soportar semejantes cambios, con docentes enquistados en sindicatos que solo aportan conflicto.

La educación es vista como un bien público y derecho esencial garantizado en una Constitución Nacional. Una Constitución que habla de libertad pero es obligatoria compuesta por 6 grados de educación elemental –escuela primaria– y tres grados más de educación superior –escuela secundaria inferior–, que constituye el puntapié inicial del cambio educativo. Anteriormente al surgimiento de esta “nueva escuela”, la educación era desigual y presentaba dos caminos alternativos. Esta educación básica podía continuarse con una formación de oficio o educación técnica, pero sólo en los pueblos grandes y ciudades que albergaban estas instituciones, ¿Y entonces la libertad de ejercer donde quiero, o peor cerca de quién amo?

El sistema educativo de Finlandia, a partir de 2011, busca que las escuelas brinden sistemas de apoyo para la enseñanza y el aprendizaje, lo cual incluye servicios de salud, psicología y orientación estudiantil, y fomentar la creación de redes de escuelas y comunidades de educadores, integradas en los municipios y en las iniciativas de mejoramiento escolar.

 ¿Qué reformas son necesarias para tener éxito en el sistema educativo? Estas preguntas surgen a partir de que Finlandia es considerada, según los resultados que demuestra PISA, como una de las sociedades más instruidas y alfabetizadas del mundo. Estos logros han sido producto de la “creación de igualdades de oportunidades educativas para todos y la difusión de una buena calidad de enseñanza”. ¿Pero cuestionamos las pruebas PISA dirigidas por arcaicos académicos que no vienen más que de sistemas escolares antiguos? Los estudios son flexibles, y los cursos seleccionados se pueden realizar a un ritmo diferente según las habilidades de los alumnos y de sus situaciones de vida. En lugar de repetir un grado completo, un estudiante solo repite aquellos cursos que no ha superado satisfactoriamente”

Todo evaluado, divido en diagnósticos, formativas y recapitulativas como parte del proceso de enseñanza y aprendizaje. Este sistema pretende la inclusión y la igualdad de oportunidades atendiendo a las características particulares y necesidades de cada estudiante.  Valoraré más  la educación Finlandesa cuando no se mira en métodos arcaicos. Y cuando entienda el poder que viene de la montaña, los ancestros, los ríos y no del mercado.

 

Augusto Manzano @perromanzano 

 

Share on Facebook
Share on Twitter
Please reload

This site was designed with the
.com
website builder. Create your website today.
Start Now